Más de lo mismo
Discos Hormigonera
1998
  1. Tina tiene que espabilar.
  2. Soy minero.
  3. Ciberprotón contra mister B.
  4. Ahora sé que me quieres.
  5. Nací durante un eclipse.
  6. Inquisición, inquisición.
  7. Despilfarrando.
  8. Canto en inglés.
  9. El hombre bala.
  10. Noto algo raro en tu voz.
  11. Mamma mía.
  12. Borja el motorolo.
  13. Dos carretas.

Tina tiene que espabilar. 

      Tina, Tina, es una chica fina. 
      Tina, Tina, tiene filipina 
      y no, no sabe disfrutar, 
      es como barbi superestar. 

      Tina, Tina, cabeza de serrín, 
      te irás al hoyo sin saber lo que es un futbolín, 
      un pogo intronauta, 
      un 5-0 desde el fondo sur. 

      Vive en una pompa de jabón, 
      sólo ve por la tele "Corazón, corazón". 
      Llegó la hora de despertar, 
      Tina tiene que espabilar. 
      Tina, Tina, tiene que espabilar. 

      Vive en una pompa de jabón, 
      sólo ve por la tele "Corazón, corazón". 
      Llegó la hora de despertar, 
      Tina tiene que espabilar. 
      Tina, Tina, tiene que espabilar. 

      Tina, Tina, toma dexedrina, 
      y las toma sólo para adelgazar. 
      Haz como hizo Sheena, 
      tu puedes ser un poco más punk. 

      Tina, Tina, a la vuelta de la esquina, 
      tienes todo un mundo para descubrir. 
      Muy guapa y muy panoli; 
      perdona si te pongo a parir. 

      Vive en una pompa de jabón, 
      sólo ve por la tele "Corazón, corazón". 
      Llegó la hora de despertar, 
      Tina tiene que espabilar. 
      Tina, Tina, tiene que espabilar. 
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

Soy minero.

      Soy minero, no es por dinero, 
      refuerzo mi ego picando carbón. 
      Soy minero y no tengo miedo 
      a la silicosis ni al gas grisú. 

      Pongo a todo volumen Antonio Molina 
      y en toda la mina se pica mejor. 
      Soy minero, vivo en Langreo, 
      y soy del Sporting de Gijón. 

      Pongo a todo volumen Antonio Molina 
      y en toda la mina se pica mejor. 
      Soy minero, vivo en Langreo, 
      y soy del Sporting de Gijón. 

      Hulla, turba, lignito, antracita, 
      bocata de choped envuelto en albal. 
      Los problemas se quedan arriba, 
      abajo en la mina todo da igual. 

      Porque no me gusta la superficie, 
      odio la vida superficial. 
      Soy minero, de padre minero, 
      y todos mis hijos también lo serán. 
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

Ciberprotón contra mister B.

      No son de Marvel, son de verdad. 
      Un desafío de igual a igual. 

      Dos super héroes y una lucha sin cuartel: 
      Ciberprotón contra mister B. 

      La supremacía en el sistema solar 
      está en función de ellos, sólo uno vencerá. 

      Dos grandes bloques que se juegan el poder: 
      Ciberprotón contra mister B. 
      Ciberprotón contra mister B. 
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

Ahora sé que me quieres

      Siempre estuve esperando 
      que tu amor fuese mío, 
      pero yo sospechaba 
      que tu jugabas con mi cariño. 

      No podía decirte 
      lo que estaba sufriendo 
      y cuando te miraba 
      yo te ocultaba mis sentimientos. 

      Hoy por fin te encontré, y te vi sonreír, 
      cuando me besaste un mundo nuevo descubrí. 

      Ahora sé que me quieres, ahora sé que te quiero, 
      algo me está diciendo que nuestro amor jamás tendrá fin. 
      Por eso: 
      Ahora sé que me quieres, ahora sé que te quiero, 
      algo me está diciendo que nuestro amor jamás tendrá fin. 

      Dicen que con el tiempo, 
      el cariño se olvida, 
      pero me he de olvidar 
      que te estoy queriendo más cada día. 

      Antes de conocerte 
      era triste mi vida, 
      ahora todo ha cambiado 
      y he recobrado al fin mi alegría. 

      Ahora puedo decir lo que siento por ti, 
      estoy enamorado desde el día en que te vi. 

      Ahora sé que me quieres, ahora sé que te quiero, 
      algo me está diciendo que nuestro amor jamás tendrá fin. 
      Por eso: 
      Ahora sé que me quieres, ahora sé que te quiero, 
      algo me está diciendo que nuestro amor jamás tendrá fin. 
      Por eso: 
      Ahora sé que me quieres, ahora sé que te quiero, 
      algo me está diciendo que nuestro amor jamás tendrá fin. 
       

      (Ahora sé que me quieres) Armenteros/Herrero

Nací durante un eclipse.

      Me conocen bien los siete males, 
      soy el que propaga las enfermedades, 
      un imán de las calamidades, 
      tengo envidia de los que son normales. 

      He nacido en un eclipse y eso trae mala suerte, 
      con la luna tengo una cuenta pendiente; 
      cuando vio que yo nacía se puso enfrente del sol, 
      del sol, del sol. 

      He nacido en un eclipse y eso trae mala suerte, 
      con la luna tengo una cuenta pendiente; 
      cuando vio que yo nacía se puso enfrente del sol, 
      del sol, del sol. 

      No he perdido el gafe todavía, 
      aunque noto cierta mejoría, 
      pero nadie quiere estar conmigo 
      porque sigo siendo el enemigo. 

      He nacido en un eclipse y eso trae mala suerte, 
      con la luna tengo una cuenta pendiente; 
      cuando vio que yo nacía se puso enfrente del sol, 
      del sol, del sol. 
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

Inquisición, inquisición.

      Paco Lobatón, Steven Seagal y el telecupón. 
      La grúa municipal, José Luis Moreno y Billy Cristal. 
      Borja el Motorolo y los fantasmas del Heliodoro; 
      Adivínalo tu: ¿Qué tienen todos en común? 

      Todos se merecen inquisición, inquisición. 
      Vamos todos a la hoguera, inquisición, inquisición. 

      Si alguien tiene que ir primero, aquí tenemos a Nieves Herrero. 
      No corras, Laurent Fignon, porque lo tuyo no tuvo perdón. 

      Algún día volverán las barbacoas en nombre de Dios. 
      Rezad lo que sepáis, porque yo seré el inquisidor. 

      Todos se merecen inquisición, inquisición. 
      Vamos todos a la hoguera, inquisición, inquisición. 

      Todos se merecen inquisición, inquisición. 
      Vamos todos a la hoguera, inquisición, inquisición.
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

Despilfarrando.

      Me bautizaron con el nombre de Gastón, 
      y aquello fue toda una premonición. 
      Sin el gasto compulsivo 
      la existencia no tiene sentido. 

      Polvo somos y en polvo nos convertiremos. 
      ¿Para qué vamos a ahorrar si cada día es uno menos? 
      Que me quiten lo gastado, 
      lo pulido y lo derrochado. 

      Despilfarrando, 
      y los vecinos mientras tanto 
      no paran de molestar. 

      Tu nombre es María de la Austeridad, 
      No es premonición: es la cruda realidad. 
      Para ti somos incompatibles, 
      yo diría que complementarios. 

      Tu ahorra que te ahorra y yo gasta que te gasta: 
      Con eso te demuestro que eres mi media naranja. 
      A relajarse y a disfrutar, 
      porque no me vas a hacer cambiar. 

      Despilfarrando, 
      y los vecinos mientras tanto 
      no paran de molestar. 

      Despilfarrando, 
      y los vecinos mientras tanto 
      no paran de molestar. 
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

Canto en inglés.

      Canto en inglés, canto en inglés. 
      No entiendo lo que canto porque está en inglés. 
      Ya tengo perilla, ya soy enrrollao. 
      Que viva mi banda y muera el bacalao, 
      que viva mi banda y muera el bacalao. 

      Me he teñido el pelo de color butano; 
      ¡Que alternativo soy! 
      Compro ropa en Londres de segunda mano; 
      ¡Que alternativo soy! 

      Canto en inglés, canto en inglés, 
      no entiendo lo que canto porque está en inglés. 
      Escribo canciones, escribo en inglés. 
      No entiendo lo que escribo porque está en inglés, 
      no entiendo lo que escribo porque está en inglés. 

      Pienso grabar discos en un sello raro,
      con nombre en inglés. 
      Para ser paleto canta en castellano:
      Yo no lo pienso hacer. 

      Canto en inglés, canto en inglés. 
      No entiendo lo que canto porque está en inglés, 
      no entiendo lo que canto porque está en inglés... 
      He nacido en Burgos y canto en inglés. 
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

El hombre bala.

      Tengo asegurada mi piñata; 
      mi profesión es un tanto ingrata. 

      Con mi disfraz de héroe supersónico, 
      me cruzo el circo en vuelo parabólico, 
      soy un hombre bala y soy feliz, 
      soy un hombre bala y soy feliz. 

      Me piden que les firme mi fotografía, 
      y luego me confunden con Buzz Lightyear. 

      He vencido siempre al pánico, 
      soy el prototipo del macho hispánico, 
      soy un hombre bala y soy feliz, 
      soy un hombre bala y soy feliz. 
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

Noto algo raro en tu voz.

      Uno entre cientos y cientos, 
      un astronauta es fruto 
      de una durísima selección. 

      Tantas órbitas a la tierra 
      están poniendo a prueba 
      mi resistencia y mi vocación. 

      Una vez al día puedo hablar contigo, 
      a veces falla la conexión, 
      pero estoy notando que algo raro pasa, 
      noto algo raro en tu voz. 
      Noto algo raro en tu voz. 

      De pronto ato los cabos sueltos, 
      ya sé con quien me engañas 
      y porqué tardo tanto en volver. 

      El jefe del proyecto Saturno 
      me ha puesto aquí a dar vueltas, 
      y mientras tu retozas con él. 

      Una vez al día puedo hablar contigo, 
      a veces falla la conexión, 
      pero estoy notando que algo raro pasa, 
      noto algo raro en tu voz. 
      Noto algo raro en tu voz. 
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

Mamma mía.

      Siempre he estado buscando el negocio ideal, 
      un negocio basado en la originalidad, 
      y le pondré un nombre singular, 
      nadie podrá acusarme de ser vulgar, 
      acusarme de ser vulgar. 

      Y el día de la inauguración, 
      verás el nombre escrito en neón: 

      Ah, ah, ah, ah. 

      Mamma mía: Pizzería fina, 
      ma-ma, servicio a domicilio, 
      Mamma mía: Pizzería fina, 
      ma-ma, servicio a domicilio. 

      Pommodoro, pepperoni, scaloppa di salmone, 
      ma-ma, mozzarela a go-go. 
      Mamma mía: Pizzería fina, 
      ma-ma, mozzarela a go-go. 

      Gino es de Palermo y es nuestro chef. 
      Alguien le anda buscando pero no sé porqué. 
      Una explosión y todo se acabó; 
      Gino voló, y el restaurante voló con él, 
      y el restaurante voló con él. 

      De todo lo que yo edifiqué, 
      sólo se ha salvado el cartel, 

      que decía: 

      Mamma mía: Pizzería fina, 
      ma-ma, servicio a domicilio, 
      Mamma mía: Pizzería fina, 
      ma-ma, servicio a domicilio. 

      Creo que no fue acertado contratar a un siciliano... 
      Marrón, todo de color marrón. 

      Mamma mía: Pizzería fina, 
      ma-ma, mozzarela a go-go. 
      Mamma mía: Pizzería fina, 
      ma-ma, mozzarela a go-go. 

      Mamma mía: Pizzería fina, 
      ma-ma, mozzarela a go-go. 
      Mamma mía: Pizzería fina, 
      ma-ma, mozzarela a go-go. 

      Mamma mía: Pizzería fina, 
      ma-ma, mozzarela a go-go. 
      Mamma mía... 
       

      (Mamma mía) Anderson

Borja el motorolo.

      Un montón de sebo 
      dentro de un Ferrari. 
      Es un nuevo rico 
      envasado por Armani. 

      Trepa a lo más alto, 
      trepa que te trepa. 
      Es Borja el motorolo, 
      Borja el motorolo. 

      Es un tipo sin escrúpulos, 
      sin aurículas ni ventrículos, 
      mucha pasta y poco corazón. 

      Te he cambiado el móvil 
      por uno con relleno: 
      Es israelita 
      y tiene trinitrotolueno. 

      Sesos y gomina 
      en un radio de cien metros; 
      Todo el mundo aplaude, 
      y es que no era para menos. 

      Era un tipo sin escrúpulos, 
      sin aurículas ni ventrículos, 
      mucha pasta y poco corazón. 

      Era un tipo sin escrúpulos, 
      sin aurículas ni ventrículos, 
      mucha pasta y poco corazón.
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

Dos carretas.

      Mi odisea comenzó el viernes 
      a las siete de la tarde. 
      Me recogieron en la gestoría, 
      no tuve tiempo ni de afeitarme. 

      Era un fin de semana sorpresa, 
      me prometió grandes emociones; 
      Yo pensaba que sólo vería 
      al del servicio de habitaciones. 

      La conocí una semana antes 
      y desde entonces me tiembla el pulso. 
      Yo pensé que vendría sola, 
      y no con seis o siete de su curso. 

      Multiválvulas y alerones
      camino de Levante, 
      se adelantaban entre ellos
      en los cambios de rasante. 

      ¡No pares! ¡Sigue, sigue! 
      Odio las discotecas. 
      Hay cosas que tiran 
      mas que dos carretas. 

      Mucho bacalao y mucha tontería, 
      necesito dormir algo aunque sea por el día. 
      El síndrome de Estocolmo 
      sólo afecta a los más tontos. 

      Entre drogas de diseño 
      y bebidas inteligentes 
      fue pasando el fin de semana; 
      hoy es Lunes por la mañana. 

      Depositado en la gestoría, 
      con la ropa que llevaba el Viernes, 
      con los ojos como platos, 
      se acordarán de mí esos niñatos. 

      De haber tenido un lanzallamas 
      todo hubiera sido diferente, 
      he perdido los papeles 
      por los huesos de una adolescente, 
      con sus botas de montañero 
      y su absurda minifalda 
      y esa licra tan modenna 
      enseñando media espalda. 

      ¡No pares! ¡Sigue, sigue! 
      Odio las discotecas. 
      Hay cosas que tiran 
      mas que dos carretas. 

      ¡No pares! ¡Sigue, sigue! 
      Odio las discotecas. 
      Hay cosas que tiran 
      mas que dos carretas 
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

Para ir directamente a otro disco:

 


Volver al índice