Mi chica se ha ido a Benidorm
Dro / 3 cipreses
1995
  1. Ernesto. 
  2. Pasión por los decibelios. 
  3. Sangre en el museo de cera.
  4. Venganza.
  5. Rumbo a Manhatan.
  6. Mi chica se ha ido a Katmandú.
  7. Navidades en Siberia.
  8. Algete arde.
  9. Quizás.
  10. 10 años en Sing-Sing.
  11. Las redes de Kirchoff.
  12. Silvia Sobrini.
  13. Olaf el vikingo.
  14. Saturno es aburrido.
  15. El imperio contraataca.
  16. La naranja no es mecánica.
  17. Maldito cumpleaños.
  18. Salvaje pasión.
  19. Voy a Benidorm.
  20. La canción de la suciedad.
  21. Por el interés te quiero Andrés.
  22. No vuelvo a ir a Benidorm.

 


Ernesto.

      Ernesto tiene un problema muy serio, 
      Ernesto piensa que no tiene remedio, 
      ha visitado varios médicos, 
      le dicen que no tiene solución. 

      Ernesto vive en un piso muy alto, 
      Ernesto nunca sale de su cuarto, 
      pero cuando tiene una maceta, 
      no puede resistir la tentación. 

      Ten cuidado con Ernesto, 
      te abrirá la cabeza con un tiesto. 
      Ten cuidado con Ernesto, 
      te abrirá la cabeza con un tiesto. 

      Ernesto, Ernesto, Ernesto, Ernesto, Ernesto, Ernesto... 

      La acera de Ernesto está llena de sangre, 
      hay trozos de cerebro que parecen fiambre, 
      Ernesto comprueba desde su ventana 
      que en su lanzamiento no ha habido error. 

      Hoy por la mañana he visto a Ernesto, 
      recogiendo a sus víctimas en un gran cesto, 
      y he conseguido que me confesara 
      que su próximo objetivo vas a ser tú. 

      Ten cuidado con Ernesto, 
      te abrirá la cabeza con un tiesto. 
      Ten cuidado con Ernesto, 
      te abrirá la cabeza con un tiesto. 

      Ernesto, Ernesto, Ernesto, Ernesto, Ernesto, Ernesto... 
      Ernesto, Ernesto, Ernesto, Ernesto, Ernesto, Ernesto... 
      Ernesto, Ernesto, Ernesto, Ernesto, Ernesto, Ernesto... 
       

      Los Nikis

Pasión por los decibelios.

      El silencio que tienes que aguantar 
      te devora y tienes que gritar. 
      Tienes que hacerlo. No hay mas remedio. 

      Necesitas ruido para vivir, 
      decibelios para llegar al fín. 
      Eres adicto al decibelio. 

      Jamás es suficiente, no puedes apreciar. 
      A tí los decibelios te van a asesinar. 
      Te pegas con la gente para poder saltar. 
      A tí los decibelios te van a asesinar. 

      Se convierte todo en una obsesión 
      intentando combatir el horror 
      de aquel silencio, aquel infierno. 

      Por la calle vas buscando algún bar, 
      algún sitio donde puedas estar 
      desde las doce, toda la noche. 

      Jamás es suficiente, no puedes apreciar. 
      A tí los decibelios te van a asesinar. 
      Te pegas con la gente para poder saltar. 
      A tí los decibelios te van a asesinar. 
      A tí los decibelios te van a asesinar. 
      A tí los decibelios te van a asesinar. 
      A tí los decibelios te van a asesinar. 
      A tí los decibelios te van a asesinar... 
       

      Los Nikis


Sangre en el museo de cera.

      Algo muy extraño esta ocurriendo, 
      desde aquí me llega el olor a muerto. 
      Han acordonado Recoletos, 
      ¡La Plaza de Colón está llena de esqueletos! 

      Hay sangre en el museo de cera, 
      nadie se a atrevido a entrar. 
      Hay sangre en el museo de cera, 
      nadie se a atrevido a entrar. 
      ¡Nadie se ha atrevido a entrar! 

      Sangre en el museo de cera. 
      Sangre en el museo de cera. 
      Sangre en el museo de cera. 
      Sangre en el museo de cera. 

      Todos los muñecos se han vuelto locos, 
      se matan entre ellos con objetos rotos. 
      Los hombres que están fuera lanzan dardos de estricnina, 
      pero nada les afecta porque son de parafina. 

      Hay sangre en el museo de cera, 
      nadie se a atrevido a entrar. 
      Hay sangre en el museo de cera, 
      nadie se a atrevido a entrar. 
      ¡Nadie se ha atrevido a entrar! 

      Sangre en el museo de cera. 
      Sangre en el museo de cera. 
      Sangre en el museo de cera. 
      Sangre en el museo de cera. 
      Sangre en el museo de cera. 
      Sangre en el museo de cera. 
      Sangre en el museo de cera. 
      Sangre en el museo de cera. 
       

      Los Nikis

Venganza.

      A finales del siglo XVI, 
      el rey Felipe no sale de su habitación. 
      Algo trama, no saben lo que es, 
      y Jaime Peñafiel consigue la información. 

      Felipe II, ¿Qué te propones? 
      Felipe II ¡Que aún no hay aviones! 
      Felipe II, ¿Qué te propones? 
      Felipe II ¡Que aún no hay aviones! 

      Hay cien barcos que esperan la ocasión 
      de invadir y dominar las islas británicas. 
      Todos piensan que nada fallará. 
      En Inglaterra hay muchas caras pálidas. 

      La reina inglesa nos ha provocado, 
      no irá a Benidorm este verano. 
      Todos, todos, todos, todos, todos, todos 
      quieren ¡Venganza! ¡Venganza! ¡Venganza! 

      La Armada Invencible es invencible, 
      Felipe II es indestructible. 

      Al final se da la orden de partir, 
      les espera una muerte trágica. 
      Los radares les van a descubrir, 
      no quedan pilas en la varita mágica. 

      Viene, viene, viene, viene, viene una tormenta. 
      Viene, viene, viene, viene, viene un maremoto. 
      Viene, viene, viene, viene, viene una tormenta. 
      Viene, viene, viene, viene, viene un maremoto. 

      Marejada variable fuerza seis, 
      arreciando a fuerte marejada. 
      Se han hundido a 1.200 pies, 
      en el agua no ha quedado nada. 

      La Armada Invencible está sumergida, 
      Medina Sidonea se quita la vida. 
      Todos, todos, todos, todos, todos, todos 
      quieren ¡Venganza! ¡Venganza! ¡Venganza! 

      Felipe II está en un convento... 
      El no envió sus naves contra los elementos... 

      ¡Venganza! ¡Venganza! ¡Venganza! 
      ¡Venganza! ¡Venganza! ¡Venganza! 
       

      Los Nikis

Rumbo a Manhattan.

      Dime, Cinda Lou, si tienes algo que hacer. 
      Dime si me dejas que te recoja a las diez. 
      Nos iremos los dos a Nueva York, 
      date prisa o perdemos el avión. 

      Rumbo hacia Manhattan volamos en nuestro jet, 
      mientras la azafata nos hace un canapé. 
      Este vuelo me ha sentado fatal, 
      menos mal que vamos a aterrizar. 

      ¡Hey! ¿Qué pasa en este avión? 
      Dejenme bajarme, por favor. 
      Ha estallado un reactor, 
      no tenemos salvación. 
      Ya ha empezado la explosión, 
      todos gritan en el avión. 
      Nos tenemos que despedir, porque juntos los dos vamos a morir. 

      Dime, Cinda Lou, si tienes algo que hacer. 
      Dime si me dejas que te recoja a las diez. 
      Nos iremos los dos a Nueva York, 
      date prisa o perdemos el avión. 

      Rumbo hacia Manhattan volamos en nuestro jet, 
      mientras la azafata nos hace un canapé. 
      Este vuelo me ha sentado fatal, 
      menos mal que vamos a aterrizar. 

      ¡Hey! ¿Qué pasa en este avión? 
      Dejenme bajarme, por favor. 
      Ha estallado un reactor, 
      no tenemos salvación. 
      Ya ha empezado la explosión, 
      todos gritan en el avión. 
      Nos tenemos que despedir, porque juntos los dos vamos a morir. 
       

      Los Nikis

Mi chica se ha ido a Katmandú.

      ¿Porqué ha tenido que pasarme a mi, 
      que mi chica se ha tenido que ir? 
      Yo no podré ser feliz. 

      Ella era una chica muy punk 
      con el pelo teñido de azul, 
      pero ahora se ha ido Katmandú. 

      Con unos hippis se fué al Himalaya 
      hace ya un mes, no la he vuelto a ver. 
      Desde entonces mi cabeza me falla, 
      yo no sé, yo no sé que me vá a suceder. 

      Porque mi chica se ha ido a Katmandú, uh. 
      Mi chica se ha ido a Katmandú. 
      Me parece que no volveré a verla más. 

      Tengo un billete para ir al Nepal, 
      en el avión lo pasaré mal. 
      El Himalaya se divisa ya. 

      He cogido un tren al Everest, 
      todos los chinos están a mis pies. 
      No la conoce ningún feligrés. 

      Con unos lamas la vi haciendo yoga 
      y no me quiso saludar. 
      Salte conmigo de esta pagoda 
      que te voy a asesinar. 

      Porque mi chica se ha ido a Katmandú, uh-uh. 
      Mi chica se ha ido a Katmandú. 
      Me parece que no volveré a verla más. 

      ¿Porqué ha tenido que pasarme a mi, 
      que mi chica se ha tenido que ir? 
      Yo no podré ser feliz. 

      Ella era una chica muy punk 
      con el pelo teñido de azul, 
      pero ahora se ha ido Katmandú. 

      Con unos hippis se fué al Himalaya 
      hace ya un mes, no la he vuelto a ver. 
      Desde entonces mi cabeza me falla, 
      yo no sé, yo no sé que me vá a suceder. 

      Porque mi chica se ha ido a Katmandú, uh. 
      Mi chica se ha ido a Katmandú. 
      Me parece que no volveré a verla más. 
       

      Los Nikis

Navidades en Siberia.

      No quiero tener unas Navidades como las de todo el mundo. 
      El clima de Occidente me hace estornudar. 

      No lo pienses más, nos vamos a Siberia en un vuelo de Iberia. 
      Los grados bajo cero no nos detendrán. 

      No pongas esa cara tan rara, seguro que no pasará nada. 
      Navidades en Siberia. Navidades en Siberia. 
      Navidades en Siberia. Navidades en Siberia. 

      No quiero tener unas Navidades como las de todo el mundo. 
      El clima de Occidente me hace estornudar. 

      No lo pienses más, nos vamos a Siberia en un vuelo de Iberia. 
      Los grados bajo cero no nos detendrán. 

      No pongas esa cara tan rara, seguro que no pasará nada. 
      Navidades en Siberia. Navidades en Siberia. 
      Navidades en Siberia. Navidades en Siberia. 
       

      Los Nikis

Algete arde.

      Algete arde. 
      Algete arde. 

      Algete es un desierto, es amarillo. 
      Algete es una bomba, Algete es un membrillo. 
      Algete es vulnerable, Algete es destructible. 
      Algete está repleto de objetos combustibles.
        
      Algete arde, no parará de arder. 
      Algete arde, no sábemos que hacer. 
      Algete arde, no parará de arder. 
      Algete arde, na na na na na. 

      Hay miles de mecheros, hay miles de cerillas, 
      hay miles de papeles, hay miles de colillas, 
      hay miles de accidentes, hay miles de incendiarios, 
      su sueño es ser la estrella del telediario. 

      Algete arde, no parará de arder. 
      Algete arde, no sábemos que hacer. 
      Algete arde, no parará de arder. 
      Algete arde, na na na na na. 

      Hay fuego en almacenes, hay fuego en edificios
      hay fuego en las macetas, fuego en los pasillos, 
      fuego en las terrazas, fuego en los tejados, 
      Algete es una masa de objetos chamuscados. 

      Algete arde, no parará de arder. 
      Algete arde, no sábemos que hacer. 
      Algete arde, no parará de arder. 
      Algete arde, na na na na na. 

      Algete arde... 

      (London's Burning), M. Jones

Quizás.

      Si, si, si, si, si, si, si, si, si. 
      Si, si, si, si, si, si, si, si, si. 
      Si, si, si, si, si, si, si, si, si. 
      Si. 

      No, no, no, no. 
      No, no, no, no. 
      No, no, no, no. 
      No, no, no, no, no. 
       

      Los Nikis

10 años en Sing-Sing.

      Sabes que siempre he sido honrado, 
      todos se unieron contra mí. 
      Los testigos estaban sobornados. 
      Llevo diez años en Sing-Sing. 

      Seré un personaje de novela. 
      Algún día escaparé de aquí. 
      Mi moreno es a rayas paralelas, 
      porque llevo diez años en Sing-Sing. 

      Todavía recuerdo aquella primavera del 57, 
      cuando yo era la estrella de los Tigres de Detroit. 
      Tú te ponías colorada 
      cada vez que te sonreía desde tercera base. 
      Pero yo te juro, Margaret, 
      que muy pronto seremos felices otra vez. 

      No soporto habitar entre las ratas, 
      no quiero picar piedra por que sí. 
      Mándame una lima en un bocata, 
      porque llevo diez años en Sing-Sing. 

      Construiremos una granja en Colorado. 
      Tocaré con el banjo para ti. 
      Porque llevo diez años encerrado. 
      Porque llevo diez años en Sing-Sing. 
      Porque llevo diez años en Sing-Sing. 
      Porque llevo diez años en Sing-Sing. 
       

      Los Nikis

Las redes de Kirchoff.

      Estos transistores no son como los de antes, 
      un zumbido raro toda la primera parte. 
      ¿Qué demonios ha pasado, 
      que mi Sanyo no funciona? 
      Ahora que el Madrid ganaba 
      por 3-0 al Barcelona. 

      Fuera los tornillos, ya está abierta la carcasa, 
      pero me han pillado con las manos en la masa. 
      ¿Quién me manda andar hurgando 
      en mi pobre transistor? 
      he caído como un tonto en las redes de Kirchoff. 
      En las redes de Kirchoff, en las redes de Kirchoff, 
      En las redes de Kirchoff, en las... 

      Los condensadores se han unido a las bobinas, 
      sufro en propias carnes sus descargas asesinas. 
      Estoy siendo acorralado por 200 resistencias, 
      en el mundo del amperio ya no existe la clemencia. 

      Cuando le has enfurecido, un circuíto no perdona. 
      No podré volver a ver ni al Madrid ni al Barcelona. 
      ¿Quién me manda andar hurgando 
      en mi pobre transistor? 
      he caído como un tonto en las redes de Kirchoff. 
      En las redes de Kirchoff, en las redes de Kirchoff, 
      En las redes de Kirchoff, en las... 
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

Silvia Sobrini.

      En La Paz la consideran 
      como muy trabajadora. 
      Su misión ha sido siempre 
      vigilar la incubadora. 

      Son tantos años en maternidad, 
      hasta ahora nada le ha salido mal. 
      Las amigas de su madre hablan de ella sin parar, 
      porque Silvia Sobrini es una chica formal. 
      Silvia Sobrini es una chica formal. 

      Hay un nuevo anestesista 
      que por fín la ha seducido. 
      Va a buscarla en un Escort 
      de color azul marino. 

      Silvia ha derretido tres bebés 
      por haber conectado el termostato al revés. 
      Por pensar en un Escort XR3 
      Silvia Sobrini ya no es una chica formal. 
      Silvia Sobrini ya no es una chica formal. 
      Silvia Sobrini ya no es una chica formal. 
       

      Los Nikis

Olaf el vikingo.

      Todos en la tribu le tienen miedo, 
      Olaf el vikingo es frío como el hielo. 
      No hay nada, no hay nadie 
      que detenga sus impulsos de barbarie. 

      Come carne, carne cruda, 
      ruedan las cabezas en caso de duda, 
      habla con la boca llena 
      y hace su ensalada con aceite de ballena. 

      No existe el miedo para Olaf, 
      no existe el miedo. 
      No existe el miedo, 
      Olaf el vikingo no tiene miedo. 

      Nadie entra en su fiordo, 
      porque pronto se irían al fondo. 
      Olaf no piensa, Olaf no escucha, 
      solo quiere empezar la lucha. 

      Ya no quedan enemigos, 
      Olaf el vikingo está muy aburrido. 
      Ahora trabaja en la trata de blancas 
      y pasa las tardes jugando a la petanca. 

      No existe el miedo para Olaf, 
      no existe el miedo. 
      No existe el miedo, 
      Olaf el vikingo no tiene miedo. 
       

      Los Nikis

Saturno es aburrido.

      Saturno es aburrido porque no hay televisión, 
      Saturno está muy frío porque nunca hace calor. 
      Pingüinos resfriados, pingüinos congelados, 
      Saturno está muy frío porque nunca hace calor. 

      Saturno es aburrido porque no hay tablas de surf, 
      Saturno es muy oscuro porque nunca dá la luz. 
      Chicas en bikini que parecen aspirinas, 
      Saturno es muy oscuro porque nunca dá la luz. 

      Saturno es aburrido porque no hay esquí acuático, 
      Saturno es silencioso porque todo es automático. 
      Nadie tiene miedo, nadie tiene pánico, 
      Saturno es silencioso porque todo es automático. 
       

      Los Nikis


El imperio contraataca.

      Hace mucho tiempo que se acabó, 
      pero es que hay cosas que nunca se olvidan, 
      por mucho tiempo que pase. 

      1582, el sol no se ponía en nuestro Imperio, 
      me gusta mucho esa frase. 

      Con los Austrias y con los Borbones 
      perdimos nuestras posesiones. 
      Esto tiene que cambiar, nuestros nietos se merecen 
      que la historia se repita varias veces. 

      Mira como gana la selección, 
      España está aplastando a Yugoeslavia 
      por veinte puntos arriba. 

      Cambia el rumbo de la evasión, 
      de Cuba van directos a Canarias, 
      ya no van a Florida. 

      Los Mc Donalds están de vacas flacas, 
      ha vencido la tortilla de patatas. 
      En Las Vegas no hay black jack, 
      sólo se juega al cinquillo, 
      y la moda es en rojo y amarillo. 

      Lo, lo, lo, lo, lo, seremos de nuevo un Imperio. 
      Lo, lo, lo, lo, lo, seremos de nuevo un Imperio. 
      Lo, lo, lo, lo, lo, seremos de nuevo un Imperio. 
      Lo, lo, lo, lo, lo, seremos de nuevo... 
       

      Los Nikis

La naranja no es mecánica.

      Alex, todo ha cambiado mucho, 
      ya no está de moda "colchoquear" 

      ¡Oh! hermanito, se acabaron los delitos, 
      nadie compra discos de Lugvin Van. 
      ...de Lugvin Van... 

      Alex, no lo intentes de nuevo, 
      deja a los mendigos vivir en paz. 

      Ya no hay mas moloko, y todos piensan que estás loco, 
      la ultraviolencia siempre acaba mal. 
      ...siempre acaba mal... 

      Alex, todo ha cambiado mucho, 
      ya no está de moda "colchoquear" 

      ¡Oh! hermanito, se acabaron los delitos, 
      nadie compra discos de Lugvin Van. 
      ...de Lugvin Van... 

      Alex, no lo intentes de nuevo, 
      deja a los mendigos vivir en paz. 

      Ya no hay mas moloko, y todos piensan que estás loco, 
      la ultraviolencia siempre acaba mal. 
      ...siempre acaba mal... 

      La ultraviolencia siempre acaba mal. 
      ...siempre acaba mal... 
       

      Los Nikis

Maldito cumpleaños.

      Siempre fuiste una chica muy corriente, 
      serias depresiones al cumplir los veinte. 
      ¿Quién se iba a imaginar que tanto te iban a afectar? 

      Tu familia, de origen respetable, 
      te había regalado un descapotable. 
      Olvida tu depresión y vamonos de excursión. 

      Un Alfa-Romeo de color azul marino, 
      vas a ser la envidia de todos tus vecino. 
      Alegra un poco esa cara, has dejado a tu família preocupada. 

      Nos metimos de repente en la autopista, 
      yo pensaba que era un fallo de mi vista. 
      Cambiaste de dirección, ¡Cuidado con ese camión! 

      ¿Qué he hecho yo para merecer esto? 
      Te has metido por el carril opuesto. 
      Si te vas a suicidar, no te quiero acompañar. 

      Mal, mal, maldito cumpleaños. 
      Mal, mal, malditos veinte años. 
      Ahora soy piloto de pruebas en una factoría de sillas de ruedas. 
      Mal, mal, maldito cumpleaños. 
      Mal, mal, malditos veinte años. 
      Ahora soy piloto de pruebas en una factoría de sillas de ruedas. 

      ...consiguieron esquivarte tres camiones, 
      el cuarto iba cargado de melocotones... 
      Me acabo de despertar, estoy en un hospital. 

      Ya me han dicho que has resultado ilesa, 
      que ha sido tu medalla de Santa Teresa. 
      Pues mira como estoy yo, parezco Tutankamón. 

      Ahora no me vengas con que estabas deprimida, 
      espera a los cuarenta si quieres ser suicida. 
      Mi prima se ha desmayado al ver que estaba aquí, totalmente escayolado. 

      Mi venganza va a ser tipo palestino. 
      He llenado mi silla de explosivos. 
      Ya sales de tu portal, prepárate para estallar. 

      Un cretino te esperaba en un Ford Fiesta, 
      me lancé desde lo alto de la cuesta... 
      ...de nuevo en el hospital, la bomba no llegó a explotar. 

      Mal, mal, maldito cumpleaños. 
      Mal, mal, malditos veinte años. 
      Ahora soy piloto de pruebas en una factoría de sillas de ruedas. 
      Mal, mal, maldito cumpleaños. 
      Mal, mal, malditos veinte años. 
      Ahora soy piloto de pruebas en una factoría de sillas de ruedas. 
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

Salvaje pasión.

      Tú querías ser una chica moderna, 
      fuiste a mejorar tu inglés a norteamérica. 
      Dos años lejos de tí, sufría mucho sin tí... 
      ...remojaba mis penas en Bacardí. 

      Yo quería impresionarte a tu regreso, 
      practicaba culturismo en exceso. 
      Pronto mi cuerpo cambió ¡Oh, no! 
      Me parecía al hombre de Cro Magnon. 

      Nunca podré olvidar el día que volviste, 
      el color de tu camisa era muy triste. 
      Dos años lejos de mí, fuí corriendo hacia tí... 
      ...te estreché entre mis brazos con frenesí. 

      El chasquido me dejó impresionado, 
      tu caíste sin sentido a mi lado. 
      No comprendí que pasó, la multitud se acercó, 
      me miraban con estupor. 

      P - A - S - I - O- N 
      Fui presa de una pasión, una salvaje pasión. 
      P - A - S - I - O- N 

      El parte médico informó de los destrozos, 
      tu columna estaba rota en varios trozos. 
      No te podías mover, nunca podrías andar, 
      de la cintura para abajo eras un vegetal. 

      Tardé mucho en atreverme a visitarte, 
      las cosas no serían como antes. 
      Al menos eso pensé, y tenía razón, 
      desde la silla de ruedas me tendrías rencor. 

      Yo te llevaba un ramillete de Interflora, 
      una enfermera me guió hasta tu alcoba. 
      No sabía que hacer, y pasé sin llamar. 
      Te parecías un poco a Lauren Bacall. 

      ¿Que haces con esa pistola en la mano? 
      ¿No piensas que es un gesto exagerado? 
      BANG, BANG, mi cuerpo se desplomó 
      y comprendí que todavía me tenías rencor. 

      P - A - S - I - O- N 
      Fui presa de una pasión, una salvaje pasión. 
      P - A - S - I - O- N 

      P - A - S - I - O- N 
      Fui presa una pasión, una salvaje pasión. 
      P - A - S - I - O- N 
       

      Los Nikis

Voy a Benidorm.

      Na na na na na na na na na na na na voy a Benidorm. 
      Na na na na na na na na na na na na voy a Benidorm. 
      Voy, voy a Benidorm (voy a Benidorm). 
      Voy, voy, voy... 
      Voy a Benidorm. 

      Na na na na na na na na na na na na voy a Benidorm. 
      Na na na na na na na na na na na na voy a Benidorm. 
      Voy, voy a Benidorm (voy a Benidorm). 
      Voy, voy, voy... 
      Voy a Benidorm. 

      Me voy a Benidorm, me voy a Benidorm, me voy a Benidorm. 
      Me voy a Benidorm, me voy a Benidorm, me voy a Benidorm. 
      Me voy a Benidorm... 

      Na na na na na na na na na na na na voy a Benidorm. 
      Na na na na na na na na na na na na voy a Benidorm. 
      Voy, voy a Benidorm (voy a Benidorm). 
      Voy, voy, voy... 

      Me voy a Benidorm, me voy a Benidorm, me voy a Benidorm. 
      Me voy a Benidorm, me voy a Benidorm, me voy a Benidorm. 
      Me voy a Benidorm... 
       

      (Born to be alive), Patrick Hernandez

La canción de la suciedad.

      Moscas, tenias, chinches, ratas, liendres e insectos del mal. 
      Todos tienen su vivienda en este oscuro lugar. 
      Me gustan los microbios y con ellos soy feliz, 
      sin bolsas de basura no podré sobrevivir. 

      Es la canción de la suciedad, 
      todo sucede bajo la ciudad. 
      Soy un gusano, soy un insecto, 
      vivo de residuos, no me puedo quejar. 

      Estuve mas de un mes en el caparazón, 
      la higiene de la clínica atacó mi corazón. 
      Seré una mariposa para pincipios de Abril. 
      Sin bolsas de basura no podré sobrevivir. 

      Es la canción de la suciedad, 
      todo sucede bajo la ciudad. 
      Soy un gusano, soy un insecto, 
      vivo de residuos, no me puedo quejar. 

      Vente conmigo y con la suciedad. 
      No tengo lavadora, qué felicidad. 
      No traigas detergente porque no me lavaré, 
      ni tu te lavarás. 

      Es la canción de la suciedad, 
      todo sucede bajo la ciudad. 
      Soy un gusano, soy un insecto, 
      vivo de residuos, no me puedo quejar. 
       

      Magazine / Los Nikis


Por el interés te quiero Andrés.

      El tío Jaime ya se murió, 
      y el único heredero era yo. 
      Sus negocios en Argentina 
      resultaron ser una mina. 

      ¿Como te has podido enterar? 
      He llevado una vida normal. 
      Veo que no puedo engañarte, 
      siempre DYC, nunca Johnnie Walker 

      Mi nombre no es Andrés, pero eso te da igual. 
      Has hecho el Agosto a mi salud. 
      Se reconocer que tu plan es magistral. 
      Por el interés te quiero Andrés. 

      Me he dejado engatusar 
      por tu metro ochenta y dos. 
      Ahora se muy bien lo que buscas, 
      no eres más que una pelandrusca. 

      Esto así no puede acabar, 
      lo he dado todo a la caridad. 
      Quiero ver tu cara de haba 
      cuando sepas que no me queda nada. 

      Mi nombre no es Andrés, pero eso te da igual. 
      Has hecho el Agosto a mi salud. 
      Se reconocer que tu plan es magistral. 
      Por el interés te quiero Andrés. 
       

      Joaquín Rodríguez Fernández

No vuelvo a ir a Benidorm.

      Un día ví un anuncio en una pared, 
      un día de mucho calor. 
      ¿Quién me mandaría fijarme en el? 
      No vuelvo a ir a Benidorm. 

      502 kilómetros en autocar. 
      Herodes, ven, por favor. 
      Acaba con el niño que tengo detrás. 
      No vuelvo a ir a Benidorm. 

      Tengo el intestino del revés, 
      Chuck Norris en el vídeo una y otra vez. 
      Nunca más me fío de un anuncio. 
      Nunca más. 

      El tanga del de al lado es como el de Tarzán. 
      ¡Esta playa es la peor! 
      Señora, baje un poco a Georggie Dann. 
      No vuelvo a ir a Benidorm. 

      Sólo hay elefantes en top-less. 
      ¿Por qué no viene el monstruo del Lago Ness? 
      Nunca más me fío de un anuncio. 
      Nunca más. 
       

      (The rythm of the rain), John Gummoe


              Para ir directamente a otro disco:

               


              Volver al índice